Celebraciones Especiales

20 DE MARZO

BATALLA SANTA ROSA

Esta es una de las fechas más importantes de nuestro país ya que recuerda y conmemora la histórica batalla ocurrida en la hacienda Santa Rosa, la cual ocurrió el 20 de marzo de 1856, en La Cruz Guanacaste. La Batalla de Santa Rosa ocurrió en el marco de la Campaña Nacional de 1856-1857, y tuvo como resultado la expulsión del ejército filibustero comandado por William Walker de nuestro territorio.

21 DE MARZO

DÍA FORESTAL MUNDIAL

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) eligió, en 1971, EL 21 de marzo para celebrar el Día Forestal Mundial. Este día se celebra desde 1998, a raíz de un incendio forestal ocurrido en Linton (Canadá), en que murieron cinco combatientes que pertenecían a una brigada forestal. Durante este día, en muchos países se realizan jornadas sobre la importancia de los bosques, su utilidad, su cuidado o sobre el peligro que para ellos representa el fuego. También se muestran las herramientas y procedimientos que se emplean en los incendios y se motiva a los asistentes a que planten un árbol.

22 DE MARZO

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El día mundial del agua fue propuesto en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil del 3 al 14 junio del año 1992. Después de la cual, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1992 la resolución que declaró el 22 de marzo de cada año como Día Mundial del Agua.

 

Eventos

2 de Marzo:

Inicio de las giras educativas del PEB.Inicio de las giras educativas del PEB.

Inicio de las giras educativas ofrecidas por el Programa de Educación Biológica a los diferentes centros educativos.

 

 

20 de Marzo:

Celebración de la Batalla de Santa Rosa.Celebración de la Batalla de Santa Rosa.

Celebración de la Batalla de Santa Rosa:

  • Acto      protocolario realizado por el Ministerio de Educación Pública. Dará inicio con un acto cívico a las 8 am en los corrales de piedra, con la participación de escuelas y colegios.
  •  

    Historia Natural

    Saíno, chancho de monte

    Especie: Pecari tajacu

    Orden: Artiodactyla

    Familia: Tayassuidae

    Su distribución va desde el suroeste de Estados Unidos hasta el noroeste de Perú y el norte de Argentina. En Costa Rica se encuentra en las tierras bajas, medias y altas de las vertientes Caribe y del Pacífico.

    Hábitat común verlo en el Bosque Seco, bosques de galería, bosques húmedos y bosques secundarios maduros.

    Biología y ecología.

    Tienen hábitos diurnos y nocturnos, son gregarios, forman manadas de 5 hasta 15 individuos. Existe un dimorfismo sexual entre los individuos siendo el macho más grande y robusto que la hembra. Las manadas suelen tener un territorio de con un promedio de 118 ha. Cuándo descansa la manada lo hace en cuevas o madrigueras abandonadas.

    Hábitos alimenticios. Es omnívoro, su dienta consiste en insectos, vertebrados pequeños (muertos o vivos), frutos como el Higuerón (Ficus spp.), Guanacaste ( Enterolobium cyclocarpum), Níspero (Manilkara zapota), materia vegetal y semillas. Las mandíbulas y los colmillos de estos animales están adaptadas para triturar semillas duras y para arrancar raíces grandes y bien enterradas.

    Saino. Pecari tajacuSaino. Pecari tajacu
    Defensa. Sus colmillos son como armas de defensa, además poseen glándulas odoríferas en el lomo y debajo de cada ojo. La función de éstas es para marcar territorio y su manada frotándose unos contra otros que les permite reconocer el olor de su manada y de los miembros que la conforman. Para persuadir a los depredadores y cuando hay peligro rechinan los dientes.

    Reproducción. Al inicio de la estación lluviosa se pueden observar crías. La camada la conforman de una a cuatro crías.

    Estado. Común en las zonas que no tienen presión por la cacería, ejemplo las áreas silvestres protegidas de nuestro país.

    Lamentablemente, la semana pasada encontraron restos de cuatro saínos producto de caza furtiva, en la Estación Biológica Pitilla en el Parque Nacional Guanacaste (ACG), no se encontraron los responsables de esta matanza.

    Bibliografía.

    Carrillo, E. Wong, G. Sáenz, J. 1999. Mamíferos de Costa Rica. Santo Domingo de Heredia,

    Reflexión

    Reflexión: “La Edad”

    Por Bruno Kampel

    1.            Si debo elegir entre callar o gritar, grito, porque callar es renunciar.

    2.            Cuando debo optar entre la charla amena y el debate ardiente, elijo el segundo, porque renunciar a confrontar ideas es optar por el silencio, y el silencio es un mal consejero cuando se tiene cierta edad.

    3.            En el caso de tener que mentir para que me acepten, pues que no me acepten, porque fingir después de los cincuenta es robarle sentido a la vida. Más vale que no me quieran por lo que soy que tener que inventar a quien no soy para que me quieran.

    4.            Si sabiendo tengo que declarar que no sé para que quien no sabe piense que sabe más que yo, o decir lo que sé aunque los que escuchan piensen que no sé lo que digo, elijo lo segundo, porque prefiero que me odien por lo que sé y no que me quieran por mi ignorancia.

    5.            Si los que me escuchan no saben la diferencia entre el debate y la convivencia, entre la pelea y el consenso, transformando adversarios de un momento en enemigos definitivos, no me queda más remedio que seguir pagando el precio de ser como soy, porque si dejara de serlo traicionaría a todos los años que me condujeron hasta el presente.

    6.            En otras palabras, de esa charla entre mí y yo nació la persona que soy hoy. Mayor, pero joven. Adulto, pero adolescente. Peleador, pero caballero. Son esas las armas para luchar contra el peor enemigo de los muchos años - la vejez -

    Es por todo esto y más que siempre que puedo me dejo llevar por el joven que me habita, porque la edad podrá afectar al cuerpo pero no al niño que soy, y permitir que los años amordacen y oxiden a ese infante rebelde es caer en la emboscada que la vejez le tiende a todos los que dejan de tener esperanza en el mañana y se rinden a los achaques que los años les regalan.

    Lo que sí, no me cabe la menor duda de que moriré muy joven, aunque el cuerpo sea muy pero muy viejo.