Es una de las ranitas más famosas en Costa Rica, es una rana pequeña, diurna y terrestre, que mide 1,5 a 2,5 cm, muy abundante y de colores exhuberantes.

Fotografía: José Perez Fernandez, Estación Biológica Caribe Sendero Anona, 31 Mayo 2013Fotografía: José Perez Fernandez, Estación Biológica Caribe Sendero Anona, 31 Mayo 2013

Usualmente se le ve sobre la hojarasca en el bosque lluvioso moviéndose en una combinación de saltos y pasos. Los machos son territoriales y cantan desde la base de los árboles o de ramas caídas. A los machos en competencia se les puede ver a menudo en una peleas en la que están de pie y abrazdos tipo lucha libre que puede durar hasta 20 minutos.

La comida consiste en artrópodos, especialmente hormigas y ácaros. La reproducción de esta especie es muy peculiar: El macho atrae a la hembra con su vocalización de largo alcance. La hembra pone pocos huevos (2 - 9), que son primero vigilados y atendidos por el macho (para mantener la humedad, vacía periódicamente su vejiga sobre los huevos hasta que eclosionan). Los huevos son depositados en la hojarasca y eclosionan al cabo de una semana. La hembra regresa y carga a los renacuajos (de uno a cuatro por viaje) en su espalda, depositando a cada renacuajo individualmente en una axila de una bromelia donde haya agua.

Desde la puesta a los 50 días que dura la metamorfosis la madre regresa cada mañana depositando de uno a cuatro huevos infértiles que le sirven al renacuajo de comida. Si la axila se seca la madre transpora al renacuajo a otra axila. Los renacuajos se desarrollan entre 40-50 dias. (Dr. Robert Puschendorf, Lecturer in Conservation Biology, School of Biological Sciences, Plymouth University)

Fotografía: José Perez Fernandez, Estación Biológica Caribe Sendero Anona, 31 Mayo 2013Fotografía: José Perez Fernandez, Estación Biológica Caribe Sendero Anona, 31 Mayo 2013
 

 Fuente de información: Dr. Robert Puschendorf, Lecturer in Conservation Biology, School of Biological Sciences, Plymouth University