El pasado 25 de marzo 2019 la Brigada de Control de Aprovechamiento Forestal y seguimiento al Programa de Servicios Ambientales (BCAF-PSA), destacada en el Puesto de Pocosol del Parque Nacional Guanacaste, recibe una alerta sobre el ingreso de un sujeto con arma de fuego para cacería en el sector de Papaturro en Cuajiniquil, La Cruz Guanacaste.

Se coordina un operativo con personal de la Brigada de Control para establecer un dispositivo policial, (puesto fijo) en la zona antes mencionada. 

Al ser las 08:40 pm se intercepta un sujeto que portaba un arma de fuego tipo carabina calibre 22 magnum, el mismo identificado con los apellidos Canales Bado, vecino de Cuajiniquil  y conocido en la zona por su labor de oficial de seguridad en un concurrido supermercado de la zona.

Se procedió a decomisarle el arma de fuego calibre 22 magnum, 22 proyectiles calibre 22 magnum y un arma blanca tipo puñal. El arma no está debidamente inscrita ante el departamento de armas y explosivos por lo cual el detenido comete el delito de infracción a la Ley de Armas y Explosivos N° 7530.

Canales Bado fue puesto a la orden de la fiscalía de Flagrancia de Liberia para el respectivo proceso.

Portación ilegal de armas para cacería
Portación ilegal de armas para cacería
Cuajiniquil, La Cruz Guanacaste 25 Marzo 2019 Foto: Brigada de Control de Aprovechamiento Forestal y seguimiento al Programa de Servicios Ambientales (BCAF-PSA)
Portación ilegal de armas para cacería
Portación ilegal de armas para cacería
Cuajiniquil, La Cruz Guanacaste 25 Marzo 2019 Foto: Brigada de Control de Aprovechamiento Forestal y seguimiento al Programa de Servicios Ambientales (BCAF-PSA)
Portación ilegal de armas para cacería
Portación ilegal de armas para cacería
Cuajiniquil, La Cruz Guanacaste 25 Marzo 2019 Foto: Brigada de Control de Aprovechamiento Forestal y seguimiento al Programa de Servicios Ambientales (BCAF-PSA)
Previous Next Play Pause
1 2 3
 

Se presume que este sujeto andaba en acción de cacería, ya que al momento que se abordó venía alumbrando (encandilando) con una lámpara en la cabeza, (buscando presas) cerca de un ojo de agua. Estos sitios son frecuentados por los animales silvestres por la escasez de agua debido a la época seca.

En este momento los bosques están sometidos a fuertes temperaturas y por ende se ven afectados por la falta de agua, a lo que se suma también los constantes incendios forestales, producto de la cacería.

Esta detención se logró gracias a una denuncia hecha a la Brigada de Control y seguimiento Aprovechamiento Forestal de ACG. Instamos a la población a que sigan denunciando este tipo de delitos contra la vida silvestre.

Puede hacer su denuncia a los números: 8935 6906, al 2666 5051, o al 1192.