El pasado 10 de abril del 2019, la Brigada se Control de Aprovechamiento Forestal y Seguimiento al Programa de Pago por Servicios Ambientales (BCAF-PSA) ACG, recibe una alerta en el Sector Pocosol del Parque Nacional Guanacaste, por presencia de cazadores con perros en la finca el Llano, ubicada 500 metros al este de la entrada principal al Aeropuerto de Liberia. Inmediatamente se coordina un operativo.

La patrulla se apersona al sitio antes mencionado, y los ladridos de los perros alertan de donde podían encontrarse los cazadores, seguidamente se intercepta a los sujetos de apellidos Salazar Campos y Trigueros Trigueros en acción de cacería, utilizando perros adiestrados y el método de encandilar (buscar, perseguir, acosar, confundir a la presa silvestre para cazarla), ambos portando un arma de fuego tipo escopeta. En el sitio se ubica un venado cola blanca (Odocoileus virginianus) muerto al parecer por un impacto de bala.     

Al infractor Salazar Campos se le decomisa: un arma de fuego tipo escopeta calibre 12, marca broeming 2000, culata de madera, porta fusil color negro, 6 proyectiles calibre 12, un arma blanca tipo cuchillo de 19 cm de hoja y 12 cm de empuñadura, 2 lámparas para encandilar (1 marca saco y la otra sin marca), 1 Hamaca color negro, 1 piedra de afilar, 1 gamitador hechizo, 1 gamitador marca uproar. Un venado cola blanca, adulto, macho, muerto en apariencia por un impacto de bala, 40 kg de peso, un perro de cacería color Overo.

 A Trigueros Trigueros  se le decomisa: un arma de fuego tipo escopeta calibre 12, marca escorte magnum,  culata de plástico, porta fusil color camuflado, 5  proyectiles calibre 12, 1 arma blanca tipo cuchillo de 15.5 cm de hoja y 12.5 cm de empuñadura plástica, 1 arma blanca tipo cutacha de 30 cm de hoja y 12 cm de empuñadura, 1 lámpara para encandilar color rojo sin marca, 1 Hamaca color negro, 1 gamitador hechizo y 1 piedra de afilar, un perro de cacería color Overo. Ambos vecinos del Paso Tempisque de Carrillo Guanacaste.

 

Decomiso de cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
Decomiso de cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
10 de abril 2019 Foto: Brigada de Control y seguimiento Aprovechamiento forestal de la Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre
Decomiso de perros para cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
Decomiso de perros para cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
10 de abril 2019 Foto: Brigada de Control y seguimiento Aprovechamiento forestal de la Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre
Decomiso de cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
Decomiso de cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
10 de abril 2019 Foto: Brigada de Control y seguimiento Aprovechamiento forestal de la Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre
Decomiso de cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
Decomiso de cacería Finca el Llano, Liberia Guanacaste
10 de abril 2019 Foto: Brigada de Control y seguimiento Aprovechamiento forestal de la Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre
Presa cazada, Venado Cola blanca <i>Odocoileus virginianus</i>
Presa cazada, Venado Cola blanca Odocoileus virginianus
10 de abril 2019 Foto: Brigada de Control y seguimiento Aprovechamiento forestal de la Dirección de Recursos Forestales y Vida Silvestre
Previous Next Play Pause
1 2 3 4 5

 

La cacería atenta gravemente contra la preservación de especies, puede suponer una merma inaceptable de las poblaciones de especies amenazadas, o poner en situación de riesgo a otras que se encuentren en un estado de conservación estable. En un ecosistema altera la cadena alimentaria y hace que todo el ecosistema altere su equilibrio y, por tanto, funcione deficientemente. Es decir, la caza influye tanto en los animales que mueren, como en los que no: plantas, presas y depredadores.

La idea de que la naturaleza es nuestra y somos nosotros, los seres humanos, quienes debemos explotarla (es decir dominarla), ha generado un pensamiento erróneo de nuestra forma de ver el mundo y habitarlo. Cambiar esa percepción es necesario para la protección de los recursos naturales que aun tenemos.

Ambos sujetos quedaron detenidos a la orden de la fiscalía de Flagrancia de Liberia, para el respectivo proceso judicial por infracción a la Ley de Conservación de Vida Silvestre que castiga a quien cace especies silvestres con penas de 6 meses a 1 año de prisión y penas de 10 a 30 salarios base, lo cual describe en el artículo 93, y además por resistencia a la autoridad. 

Instamos a las personas a estar vigilantes de su entorno y a que sigan denunciando este tipo de delitos contra la vida silvestre. Puede hacer su denuncia a los números: 8935 6906, al 2666 5051, o al 1192.