Celebraciones Especiales

11 de julio, Día Mundial de los Manglares.

En el año 2000 se estableció el Día Internacional de la Defensa del Ecosistema Manglar, eligiéndose para su celebración el 26 de julio. El manglar es el nombre que recibe la vegetación típica que crece en las aguas tropicales y subtropicales de algunas áreas costeras. Son ecosistemas irremplazables y únicos, que albergan una increíble diversidad biológica y que se cuentan entre uno de los más productivos del mundo. Sin embargo, a pesar de los innumerables beneficios el 75% de los manglares han sido destruidos y los que quedan están en peligro de desaparecer y con ello la gran riqueza biológica, económica y socio- cultural que estos nos proporcionan.

25 de julio, Día de la Anexión del Partido Nicoya a Costa Rica.

Este año se cumplen 190 años de la anexión del partido de Nicoya a Costa Rica. Dicha alianza ha enriquecido a nuestro país con una gran cantidad de beneficios con sus bellas playas, sus impresionantes e importantes volcanes, producción agroindustrial, y por supuesto el fortalecimiento de nuestro folklore, aportándole a este país una identidad cultural extraordinaria.

Bajo la frase: “de la patria por nuestra voluntad” el partido de Nicoya demostró sus deseos de formar parte de Costa Rica mediante un Cabildo abierto realizado el 25 de julio de 1824. Algunos de los motivos que llevó al partido de Nicoya fueron la creación de escuelas, la implementación de medidas de protección, ventajas para su comercio con Costa Rica, un régimen político estable, entre otros. El acta de la Anexión es finalmente firmada por Manuel Cupertino Briceño, Alcalde de Nicoya, y los regidores Torivio Viales, Ubaldo Martínez y Manuel García.

De esa forma los guanacastecos se unieron al territorio costarricense oficialmente, ya que antes de esa fecha mantenían gran cercanía y comercio, pues aunque dependían de la Capitanía de Guatemala, su cercanía territorial los llevaba a estar muy ligados a Costa Rica.

31 de julio, Día Nacional de la Vida Silvestre.

Para el Instituto Nacional de la Biodiversidad (INBio) Vida Silvestre, hace referencia a aquellas especies que viven en forma natural a lo largo y ancho de todo el país dentro de nuestros ambientes terrestres, de agua dulce y marinos; inclusive algunos pueden vivir cerca de nuestras casas en pequeños parches boscosos, lagunas, ríos o charrales. Según este instituto, en nuestro país existen unas 239 especies de mamíferos, 862 especies de aves, 183 anfibios, 226 reptiles, 916 peces y 11451 plantas, esto sin contar el sin número de invertebrados.

Por otra parte, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) tiene registrado que de las casi 17.000 especies que están en peligro de extinción en el planeta, 250 de ellas viven en Costa Rica; siendo las plantas (y dentro de ellas las orquídeas) el grupo que tiene el mayor número de especies amenazadas. Entre las principales causas están: la pérdida de hábitat, el aumento de la frontera agrícola, la extracción ilegal, la contaminación, la cacería, la construcción de infraestructura y el comercio ilegal.

Eventos.

Durante el mes de julio.

Estará disponible la exposición fotográfica"Costa Rica Fronteras Naturales" de Luciano Capelli en el Museo Histórico La Casona, sector Santa Rosa, ACG.

Historia Natural.

Mangle piñuela, mangle botoncillo. (Conocarpus erectus).
Familia: Combretaceae.

Según, Trejos (2009), los mangles son especies de plantas que poseen todas estas adaptaciones particulares: dispersión de las semillas por agua dada su flotabilidad, raíces con estructuras respiratorias por encima del nivel de inundación, capacidad para excretar o manejar la sal y viviparidad (germinación del embrión cuando la semilla aún está en la planta madre). En nuestra flora regional, tres especies cumplen con estos requisitos: Avicennia germinans (mangle negro), Laguncularia racemosa (mangle blanco o sakokom) y Rhizophora mangle (mangle rojo o ta’ab-che’). Sin embargo, el tema que hoy nos ocupa trata de una cuarta especie, que aunque no es una especie de mangle según lo especificado anteriormente al carecer de las adaptaciones mencionadas, es una especie ecológicamente y tradicionalmente ligada íntimamente a los mangles: Conocarpus erectus, conocido comúnmente como mangle botoncillo o k’an-che’ (tratado también en la literatura, incorrectamente, como Conocarpus erecta). El botoncillo es un arbusto o árbol que puede alcanzar hasta 10 m de altura, y suele tener múltiples troncos tortuosos, con corteza gris oscuro, bellamente estriada.

Un aspecto a resaltar de esta especie es que puede encontrársele como dos variantes, distinguibles entre sí por sus hojas con presencia o no de una cubierta de tricomas (pelos) adpresos que le dan una apariencia plateada y serícea. De ahí que algunos botánicos la distinguen como una variedad taxonómica llamada Conocarpus erectus var. sericeus.

Es importante aclarar que esta variación no es contundente, ya que pueden encontrarse individuos intermedios, desde poco hasta muy seríceos (la próxima vez que visite “el puerto”, fíjese en los bordes de la carretera unos kilómetros antes de llegar al mar, y ahí podrá encontrar ambas variedades de mangle botoncillo).

En cuanto a sus usos, la variedad serícea del mangle botoncillo es un verdadero mangle “de plata”. Es increíblemente atractivo como para darle color y textura a su próximo proyecto de jardinería casera o de paisajismo a mayor escala.

Bibliografía.

Trejo,C. (2009). Un Manglar de plata: Botoncillo. (Conocarpus erectus).

Fuente.
http://www.cicy.mx/sitios/desde_herbario/

Reflexión

"Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú.

Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú.

Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú.

Se tú el que aparta la piedra del camino".

Autora: Gabriela Mistral

Tomada de: Tomado de: Frases Ambientales. http/todosobreelambiente.jimdo-com/frases-Ambientales