Celebraciones Especiales

1 de Mayo: Día internacional del Trabajo.

4 de Mayo: Día del Bombero Forestal.

9 de Mayo: Día Mundial de las aves migratorias.

22 de Mayo: Día internacional de la Biodiversidad.

 

Eventos

4 de Marzo:


Volver arriba

Historia Natural

Fregata magnifificens (Rabihorcado, Tijereta de Mar)

Ampliamente distribuida en el caribe, el Golfo de México, varias localidades en el atlántico, la costa del Pacífico entre baja California, Perú y las islas de Galápagos.

En Costa Rica en abundante en Puntarenas, en el Golfo de Nicoya, muchas descansan en Cabo Blanco.

Se desconocen los patrones de Migración.

Todos son negros con algo blanco en el pecho, hembras y juveniles tienen cabezas blancas. La bolsa gular roja, inflable para el despliegue de los machos, indica actividad de cortejo.

El peso de estas aves va entre 800 y 1700 gramos, con una envergadura de 2 metros.

La alimentación altamente especializada, atrapa peces voladores y calamares en la superficie del agua.

Anidan en arbustos, los vientos constantes parece ser importantes en la elección del sitio del nido, porque tienen dificultades para aterrizar y despegar.

Contruyen sus nidos en colonias alrededor de los machos en despliegue y tanto el macho como la hembra cuidan el nido con gran recelo y comparten los deberes de incubación aunque el macho es quien consigue el material del nido y la hembra lo construye.

Un único huevo frágil, requiere cerca de 55 días de incubación. Los pichones de lento crecimiento son dependientes de sus padres durante 6 meses, después de abandonar el nido vuelven en las noches para ser alimentados por la hembra, durante 14 días más.

La destrucción de sus hábitats, los gatos, cerdos, ratas y otros depredadores causan severos problemas a la población de esta especie.

 

Reflexión

La reflexión del mes.

Vuelo Supremo:

Quiero vivir la vida aventurera, de los errantes pájaros marinos; no tener, para ir a otra ribera, la prosaica visión de los caminos.

Poder volar cuando la tarde muera entre fugaces lampos ambarinos y oponer a los raudos torbellinos el ala fuerte y la mirada fiera.

Huir de todo lo que sea humano; embriagarme de azul... Ser soberano de dos inmensidades: mar y cielo,

y cuandosienta el corazón cansado morir sobre un peñon abandonado con las alas abiertas para el vuelo.

Julián Marchena