Saltar al contenido de la página
Area de Conservación Guanacaste, Fuente de Vida y Desarrollo
Sistema Nacional de Areas de Conservación Ministerio de Ambiente y Energía

Viuda negra, <i>Latrodectus mactans</i>, Sector Pailas Rincón de la Vieja, 23 de junio 2017, Fotografía: Crhistian ZuñigaViuda negra, Latrodectus mactans, Sector Pailas Rincón de la Vieja, 23 de junio 2017, Fotografía: Crhistian Zuñiga (Click en la imágen para expandir).

Las arañas están representadas en nuestro país por más de 1800 especies, dentro de las cuales podemos encontrar las llamadas viudas negras. Este grupo, representado en nuestro país por tan solo tres especies, es poco conocido por los investigadores y es hasta recientemente que se ha venido generando algún interés en el.

Las viudas negras pertenecen a un grupo muy grande de arañas tejedoras de redes, al cual se le da el nombre de Theridiidae y que representa en los esquemas de clasificación a una familia. En esta se incluye también a otras arañas tan comunes como las que viven en casas, jardines y que forman telarañas enmarañadas y complejas.

La hembra mide hasta unos 35 mm con las patas extendidas, es de color negro carbón brillante y posee una mancha de color rojo en forma de reloj de arena en la cara inferior del abdomen. El macho mide 12 mm y pesa 30 veces menos. Las patas son grandes y cada empalme es marrón anaranjado en el medio y negro en los extremos. En los lados del abdomen hay cuatro pares de rayas rojas y blancas. La combinación de colores rojos y negros se interpreta como una coloración de advertencia (aposematismo).

Las crías jóvenes son anaranjadas, marrones y blancas; adquieren su color negro con la edad, o con cada muda.

Las viudas negras no son agresivas y no tienen el instinto de morder; son tímidas, sedentarias, solitarias, caníbales y nocturnas. La única vida social que muestran es al aparearse. Reciben el nombre popular de viuda negra debido a que generalmente la hembra se come al macho después del apareamiento, aunque a veces el macho escapa y logra aparearse de nuevo; pero generalmente el macho se queda en la tela de la hembra para servirle de alimento y asegurar una buena puesta.

Arañas como las viudas negras pueden permanecer toda su vida en un solo lugar cazando cucarachas, grillos, zancudos y otros animales que son molestos, sin causar mayor molestia a los habitantes de una casa. A veces cuando no queremos una araña en nuestras casas, solamente hace falta reubicarla fuera de ella, en el patio o en algún otro lugar que no represente peligro para nadie.

Viuda negra, <i>Latrodectus mactans</i>, Sector Pailas Rincón de la Vieja, 23 de junio 2017, Fotografía: Crhistian ZuñigaViuda negra, Latrodectus mactans, Sector Pailas Rincón de la Vieja, 23 de junio 2017, Fotografía: Crhistian Zuñiga (Click en la imágen para expandir).