Saltarín toledo, Chiroxiphia linearis. Fotografía: Luciano Capelli, Sector Santa RosaSaltarín toledo, Chiroxiphia linearis. Fotografía: Luciano Capelli, Sector Santa Rosa

Escuche el canto del Saltarín toledo, Chiroxiphia linearis

Estas aves de cola larga son inadvertidas, pues en la mayoría de los áreas se escucha con frecuencia pero es difícil verlas.

Su tamaño es de 11 cm y pesa 19 gr., lo distinguen sus patas anaranjadas. Son eminentemente negros, espalda azul celeste, verde oliva por encima y en el pecho, garganta más clara con tinte grisáceo. Presenta algo de rojo en la coronilla.

La hembra y el macho son muy diferentes. La diferencia de longitud se debe a que la del macho son mucho más centrales las plumas de la cola. El macho es de color negro con un fondo azul y rojo de cresta en la cabeza. El macho joven no se desarrolla plenamente hasta los cuatro años de edad.

Hembra mide alrededor de 14 cm de longitud, mientras que el macho tiene 21 a 27 cm de largo.

Al igual que otros, estos pájaros comen insectos y bayas. Se alimentan de frutos. Los individuos de esta especie aparentemente conocen la localización de los árboles en fructificación de su territorio, a los que visitan cada día, cada estación, y año tras año. 

El saltarín vuela para atrapar frutas, especialmente la de arbustos de sotobosque en hojas oscuras.

Reproducción

Parejas o tríos de machos realizan despliegues de cortejo en áreas densas y enmarañadas con buena sombra. Desde estaciones separadas cerca de 30 cm, dos machos realizan brincos en revoloteo, dirigiendo directamente hacia arriba para caer nuevamente en el mismo punto, a medida que aumente el “tempo” del baile de brincos se vuelve más bajos.

Este baile llamado el baile de la carreta que realizan generalmente cuando hay una hembra en su presencia, cada macho a su turno revolotea hacia arriba y atrás para aterrizar en el punto en que su compañero acaba de dejar libre arrastrándose hacia adelante.

Distribución

Es muy posible encontrarlos en los bosques húmedos o secos, en donde sea abundante el sotobosque, también en los bordes de manglares. La mayoría de las veces se puede observar y escuchar en el sotobosque con su canto característico.

Saltarín toledo, Chiroxiphia linearisSaltarín toledo, Chiroxiphia linearis

 

Fotografías: Luciano Capelli