El día domingo 23 de agosto del 2020 la señora Yamileth López Narváez vecina de la comunidad de Colonia Bolaños en La Cruz de Guanacaste reporta a funcionarios del Área de Conservación Guanacaste que tiene resguardada un ave blanca que se encontró en el suelo.

Funcionarios del Programa de Manejo del Fuego fueron al rescate de la misma. Al compartir la foto del ave, la Encargada del Programa de Vida Silvestre del ACG identifica la especie como un Charrán blanco (Gygis alba), conocida popularmente como “Espíritu Santo”.

Charrán blanco <i>Gygis alba</i>, Colonia Bolaños, La Cruz Guanacaste, 23 de agosto 2020, Foto: Yamileth LópezCharrán blanco Gygis alba, Colonia Bolaños, La Cruz Guanacaste, 23 de agosto 2020, Foto: Yamileth López

El Charrán es un ave completamente blanca con pico y ojos negros, muy delicada y dócil. Pasa la mayor parte de su tiempo volando en océanos tropicales. Para alimentarse, vuela de forma ascendente para luego descender en picada sin zambullirse y capturar peces pequeños en la superficie.

Su nombre “Espíritu Santo” se debe a que estas aves algunas veces se detienen en vuelo cernido sobre la cabeza de sus observadores como la representación religiosa.

Es una especie residente reproductiva abundante en el Parque Nacional Isla del Coco entre febrero y setiembre; se encuentra ausente durante el resto del año. Se le encuentra en forma ocasional o accidental frente a la costa del Pacífica, en 1978 fue reportado en la Reserva Natural Absoluta de Cabo Blanco y en el año 2019 en Uvita de Osa.

Charrán blanco <i>Gygis alba</i>
Charrán blanco Gygis alba
Parque Nacional Isla del Coco Agosto 2020 Foto: Guillermo Blanco Segura
Charrán blanco <i>Gygis alba</i>
Charrán blanco Gygis alba
Parque Nacional Isla del Coco Agosto 2020 Foto: Guillermo Blanco Segura
Charrán blanco <i>Gygis alba</i>
Charrán blanco Gygis alba
Parque Nacional Isla del Coco Agosto 2020 Foto: Guillermo Blanco Segura
Previous Next Play Pause
1 2 3

Muy probablemente por efecto de la Tormenta Tropical “Marco” esta ave llegó al Área de Conservación Guanacaste, siendo este el primer reporte de la especie en la región. La misma presentaba fractura en ala y decaimiento.