Durante el mes de noviembre 2017 se denunciaron varios casos por tala ilegal de árboles, estas extracciones se han concentrado en las especies de mayor valor comercial como es el caso del Cocobolo (Dalbergia retusa) madera preciosa, estos incidentes infringen la Ley Forestal 7575.

Los casos fueron atendidos por funcionarios del Programa de Prevención, Protección y Control de ACG con el apoyo de Fuerza Pública. 

La deforestación es un grave problema para la salud del planeta que nos afecta a todos y, aunque los intentos por frenarla logran algunos resultados, no consiguen revertir la tendencia. El desastre ambiental ocasionado por la progresiva desaparición de la masa forestal provoca pérdidas ambientales incalculables y de difícil o imposible recuperación.

La existencia de esta especie en diferentes zonas de Guanacaste atrae a personas incluso de otras provincias del país a cometer el robo de esta exótica madera. A continuación los constantes casos atendidos: 

CASO #1.

El día 7 de noviembre 2017 los oficiales de la Fuerza Pública de Liberia abordan un vehículo conducido por un sujeto de apellidos Chaves Cisneros, Vecino de Palmira de Cañas Guanacaste, el cual transportaba en el cajón de un Pick up placa CL226187, 3 trozas de madera de la especie cocobolo ( 235 pulgadas), iban tapadas con una lona y sin la documentación respectiva . Posteriormente en coordinación entre Fuerza Pública y MINAE se procedió al decomiso del vehículo y la madera. El infractor quedó detenido a la orden de la fiscalía de Liberia.

dscn8375dscn8375

CASO # 2.

El día 11 de noviembre 2017 en horas de la noche se logra la detención en Cuajiniquil de La Cruz un camión PLACA C28771 conducido por un sujeto que responde a los apellidos Villegas Briceño, acompañado Lacayo Estrada, (Vecinos de Quebrada Honda de Nicoya, Guanacaste) los cuales transportaban ilegalmente en el cajón del camión 20 trozas (2000 pulgadas) de madera de la especie de Cocobolo (Dalbergia retusa) sin la documentación respectiva.

La madera es procedente de parcelas del Asentamiento Juan Santa María en Murciélago de Cuajiniquil. Aprovecharon ilegalmente 18 árboles de la especie de cocobolo, ubicados en zona de protección de una quebrada y en áreas de bosque, esto en la propiedad del señor González Parrales y Rodríguez Granados, ambos vecinos de Cuajiniquil de la Cruz.

e5868b71 206e 4c16 9d11 b7965b56f74ee5868b71 206e 4c16 9d11 b7965b56f74e
dscn8452dscn8452
dscn8468dscn8468

El camión y la madera quedaron decomisados y la orden de la fiscalía de Liberia.

CASO # 3.

El día 22 de noviembre 2017 en Monte Plata de la Cruz, en conjunto con la Fuerza Pública dela Cruz a raíz de una alerta sobre aprovechamiento ilegal de madera de cocobolo se logra la detención de los sujetos de apellidos Ramos Flores y Guzmán Corrales ambos vecinos de Naranjo de Alajuela. Estos sujetos al percatarse de la presencia policial se dieron a la fuga dejando en el sitio, madera, herramientas, combustible entre otras pertenencias.

dscn8515dscn8515

Se ubica el aprovechamiento ilegal de tres árboles de la especies de cocobolo en zona de protección de quebrada Monte Plata. Se hace el hallazgo de 5 trozas (600 pulgadas de madera de la especie de cocobolo).

dscn8525dscn8525
dscn8532dscn8532

Se logra decomisar el vehículo placa CL 139761 en el que los infractores se daban a la fuga.

dscn8544dscn8544

El vehículo fue decomisado y los infractores fueron puestos a la orden de la fiscalía de Liberia para su debido proceso.

CASO #4.

El día 11 de noviembre 2017 en la propiedad de una señora que responde a los apellidos López Medrano en Colonia Bolaños, La Cruz, Guanacaste. 

Se realiza el decomiso de 90 piezas (532 pulgadas) de madera de la especie de guapinol, aprovechadas de dos árboles talados en zona de protección del Rio Sontolí.

bolañosbolaños

Se está incrementando la tala ilegal, a cualquier hora del día y totalmente clandestina, esta problemática se asocia a mafias y redes criminales que manejan el ilícito. El negocio está siendo impulsado por los comerciantes asiáticos que contratan a intermediarios locales, los cuales camuflan el cocobolo con otras maderas de menor valor comercial para poder cometer el ilícito.

Es un dinero "fácil" el que genera la tala ilegal, cada una de estas personas infractoras cuenta con "contactos" que solo están esperando para comprar.  

La tala de árboles es la muerte para nuestros bosques, con el paso del tiempo, lo que sucede es que se pierde la calidad del suelo de forma definitiva, acabando con cualquier tipo de flora o fauna que hubiera, se provoca la erosión del suelo y propicia los incendios forestales.

Además la afectación a la vida silvestre es otra de las problemáticas, su destino va inevitablemente unido al de los árboles, y si se acaba con la cubierta forestal se acaba con ellos. Es decir, se destruye también la vida en el planeta sin posible regresión.

La intensa demanda de maderas exóticas en Asia, junto con la insuficiente supervisión y aplicación de la ley por parte de algunas autoridades de los países de donde proviene, ha estimulado la tala ilegal en la mayor parte de Centroamérica, así como en otras partes del mundo.

La tala indiscriminada es mucho más que un atentado ecológico puntual en un área concreta, ya que termina afectando a todo el planeta y su biodiversidad.

Denuncie al 1192 o al (506) 8365 1621 con el Programa de Prevención, Protección y Control de ACG.