Saltar al contenido de la página
Area de Conservación Guanacaste, Fuente de Vida y Desarrollo
Sistema Nacional de Areas de Conservación Ministerio de Ambiente y Energía

 

Proyecto aprendizaje social

Desde el año 2015, se vienen realizando investigaciones en Sector Santa Rosa (Parque Nacional Santa Rosa) para describir y analizar el alcance y los mecanismos de aprendizaje social en murciélagos de la especie Glossophaga soricina (Fig. 1) en diferentes categorías de edad.

Fig. 1: Glossophaga soricina dentro de la Cueva Sendero, cercano a el Museo Histórico Casona de Santa Rosa.

 <i>Glossophaga soricina</i> dentro de la Cueva Sendero Indio Desnudo Glossophaga soricina dentro de la Cueva Sendero Indio Desnudo (Click en la imágen para expandir).

El aprendizaje social, es el proceso de aprendizaje facilitado mediante la observación de otros individuos o la interacción entre individuos. Por su alto grado de interacción social y su longevidad; los murciélagos están predestinados para expandir continuamente su conocimiento con información social y para aprender comportamientos nuevos por interacciones con otros individuos.

La transferencia de información entre individuos adultos (aprendizaje social horizontal) ya se ha demostrado experimentalmente en algunas especies insectívoras y frugívoras, pero hay poco conocimiento si los murciélagos nectarívoros (Phyllostomidae: Glossophaginae) que se alimentan de néctar y polen de también pueden adquirir información relacionada con la alimentación de conspecíficos. Además, para los murciélagos en general, casi no se sabe nada sobre los procesos que se presumen importantes para el aprendizaje social de manera vertical (de adultos a juveniles).

El murciélago siricotero de Pallas (Glossophaga soricina) es organismo modelo perfecto para estudiar los mecanismos del aprendizaje social. Los adultos visitan un gran número de flores cada noche y tienen que hacer tales decisiones de forrajeo en las que podrían incorporar información obtenida socialmente (cuando, donde, de qué y cómo se alimentan). Además, los juveniles deben tener amplias oportunidades para aprender socialmente durante la ontogenia, por ejemplo mediante la alimentación materna, o siguiendo las madres en sus primeros vuelos de forrajeo. El Parque Nacional Santa Rosa, con su excelente soporte logístico, es un lugar excelente para investigar el alcance y los mecanismos del aprendizaje social en murciélagos nectarívoros.

Glossophaga soricina es una especie común en el Parque Nacional Santa Rosa. Durante el día, los individuos usan una variedad de refugios como árboles huecos, pero también cuevas como la cueva en el Sendero Indio Desnudo cerca del Museo Histórico Casona en Santa Rosa ("La Casona").

También son flexibles en el uso de refugios artificiales, por ejemplo, se encuentran con frecuencia en La Casona, así como en bodegas y en los techos de algunos edificios en la Estación y también utilizan tuberías de lluvia bajo la carretera. Las hembras tienen una sola cría por ciclo reproductivo que es alimentado con leche materna durante aproximadamente dos meses (Fig. 2).

Fig. 2: Glossophaga soricina dentro del Museo Histórico Casona de Santa Rosa. La hembra de la derecha está amamantando a su cría.

 <i>Glossophaga soricina</i> dentro del Museo Histórico Casona de Santa Rosa Glossophaga soricina dentro del Museo Histórico Casona de Santa Rosa (Click en la imágen para expandir).

Glossophaga soricina se alimenta principalmente de néctar y polen de diferentes plantas. En el Parque Nacional Santa Rosa existen muchas plantas llamativas polinizadas por murciélagos, por ejemplo, el arbusto pata de venado, Bauhinia ungulata (Fig. 3), el pequeño árbol que se llama Jícaro, Crescentia alata (Fig. 4) o el gran árbol Pochote (Pachira quinata; Fig. 5). Las flores de estas plantas están abiertas durante la noche y parcialmente imparten un olor peculiar y desagradable que recuerda al ajo.

Fig. 3: El arbusto pata de venado (Bauhinia ungulata) es una planta polinizada por murciélagos muy común en el Parque Nacional Santa Rosa.

El arbusto pata de venado <i>Bauhinia ungulata</i> es una planta polinizada por murciélagos El arbusto pata de venado Bauhinia ungulata es una planta polinizada por murciélagos (Click en la imágen para expandir).

Fig. 4: Glossophaga soricina alimentarse de una flor del árbol jícaro (Crescentia alata) en el Parque Nacional Santa Rosa.

<i>Glossophaga soricina</i> alimentarse de una flor del árbol jícaro <i>Crescentia alata</i>Glossophaga soricina alimentarse de una flor del árbol jícaro Crescentia alata (Click en la imágen para expandir).

Fig. 5: Este árbol de pochote (Pachira quinata) junto a el Museo Histórico Casona de Santa Rosa es una otra planta polinizada por murciélagos.

Árbol de pochote <i>Pachira quinata</i> junto a el Museo Histórico La CasonaÁrbol de pochote Pachira quinata junto a el Museo Histórico La Casona (Click en la imágen para expandir).

Entre otros, la investigación incluyó experimentos sobre el comportamiento de alimentación boca a boca en parejas madre-cría y sus posibles implicaciones en el aprendizaje social vertical de preferencias dietéticas en cachorros no volantes. Además, el comportamiento incipiente de forraje de las crías que recien empiezan a volar y sus madres en el medio silvestre se investigó utilizando flores artificiales con sistema de lectura RFID (Fig. 6).

Fig. 6: Glossophaga soricina visitando una flor artificial con sistema de lectura RFID que se utilizó para investigar los primeros vuelos de forraje de juveniles y sus madres.

<i> Glossophaga soricina</i> visitando una flor artificial con sistema de lectura RFID Glossophaga soricina visitando una flor artificial con sistema de lectura RFID (Click en la imágen para expandir).

El aprendizaje social entre individuos adultos fue investigado con murciélagos temporalmente cautivos en experimentos en jaulas de vuelo, pero también realizado por experimentos al aire libre. Una primera publicación describió la ontogenia de las llamadas de aislamiento de los cachorros de G. soricina que se producen para resolver el cuidado materno (Engler S., Rose A. & M. Knörnschild (2017): Isolation call ontogeny in bat pups (Glossophaga soricina). Behavior 154:3). Se reveló que las llamadas de aislamiento codifican una firma individual para facilitar el reconocimiento entre parejas madre-cría. Otras publicaciones están en curso y se reportarán aquí.

 

Fuente de información:

Andreas Rose, MSc
Institute of Evolutionary Ecology and Conservation Genomics, Bio III
University of Ulm
Albert-Einstein-Allee 11
89069 Ulm
GERMANY
Phone:  +49151 23263127
e-mail: andreas.rose@uni-ulm.de