Saltar al contenido de la página
Area de Conservación Guanacaste, Fuente de Vida y Desarrollo
Sistema Nacional de Areas de Conservación Ministerio de Ambiente y Energía

El jabirú o Galán sin Ventura (Jabiru mycteria), es el ave acuática más amenazada de Costa Rica y Mesoamérica. En nuestro país, desde hace más de 20 años, se realiza un estudio científico liderado por un grupo de instituciones denominado Comisión Jabirú, para intentar establecer estrategias para asegurar la supervivencia de la especie, comisión que cuenta con el aval del Estado.

Pareja de Jabiru mycteria. Fotografía: Jairo Moya Vargas, 2018.Pareja de Jabiru mycteria. Fotografía: Jairo Moya Vargas, 2018. (Click en la imágen para expandir).

Uno de los factores que incrementan, de manera considerable su vulnerabilidad, se presenta durante la época de reproducción. La pareja reproductiva es muy susceptible a perturbaciones provocadas por la presencia humana. La presencia de un número considerable de personas a menos de 100 metros de los nidos, puede provocar el abandono de los nidos, por ambos padres, sin importar la etapa de reproducción: ya sea en la construccion del nido, incubando o alimentando pichones.

Los nidos de esta especie de cigüeña son altamente escasos en Mesoamérica y aún más en Costa Rica, de manera que resultan ser sitios de extrema prioridad para la conservación de la especie. 

Para el año 2017, en todo el país, se registraron, tan sólo, un total de 6 nidos con pichones. Los cuales, precisamente por su rareza, son atractivos turísticos, sin embargo el turismo responsable puede colaborar en la valiosa tarea de preservación del Jabirú, considerando las siguientes regulaciones: 

1- No acercarse a un nido a menos de 500m, e intentar usar el zoom de los dispositivos tecnológicos que se posea.

2- Mantener silencio

3- Evitar grandes grupos de turistas.

Procurando de esta manera, ubicarse en sitios lejanos y escondidos para realizar una observación que no atente contra la reproducción de la especie.

Algunas experiencias observadas durante este extenso estudio, han evidenciado como los padres de un nido lo han abandonado luego de una visita de turistas. El turista se llevó la foto del nido, y en Costa Rica, queda un nido más vacío.

Para el año 2018, el conteo para estimar la población, a nivel nacional, en el que participaron voluntarios de la Asociación de Voluntarios para el servicio en la Áreas Protegidas (ASVO), Investigadores y estudiantes de la UNED, junto con funcionarios de SINAC (ACG y ACAT), además de personal de Azucarera el Viejo, el Pelón de la bajura y reserva Conchal, determinó que, existe una población de al menos 120 individuos, con menos de 10 nidos y con grandes presiones antropogénicas en los sitios de anidación, por lo tanto, se evidencia que, el jabirú se encuentra en peligro de extinción en Costa Rica.

Algunos individuos de J. mycteria en arrozales. Fotografía: Jairo Moya Vargas, 2018.Algunos individuos de J. mycteria en arrozales. Fotografía: Jairo Moya Vargas, 2018. (Click en la imágen para expandir).

 

Precisamente, la presente publicación pretende informar y crear consciencia sobre la novedosa variación en la ecología de anidación de esta ave, ya que durante los años de la investigación, para el Bosque Seco Tropical, no se había registrado el uso de árboles Ceiba (Ceiba pentandra) para construir sus nidos.

Por lo tanto, es importante, que las autoridades ambientales en alianza con propietarios de fincas donde se encuentran estos individuos, ejerzan las medidas apropiadas para su conservación, y de esta manera, contribuir en la recuperación de la población actual del Jabirú.

  pdfvillareal_et_al_2018_nidos_de_jabirú_jabiru_mycteria_en_árboles_de_ceiba_ceiba_pentandra_en_el_bosque_seco_tropical_de_costa_.pdf504.59 KB14/06/2018, 11:04