En el año 2018, Alana Salgado Rojas de 10 años, estudiante de IV grado de la escuela Salvador Villar Muñoz de la comunidad de La Cruz-Guanacaste, realizó su primer gira de estudio junto con sus compañeros de grupo, a partir de esta edad y hasta los 12 años participará del proceso de bioalfabetización en el Programa de Educación Biológica, o sea, 3 años compartiendo experiencias irrepetibles.

Primer gira de la estudiante Alana Salgado Rojas, estudiante de IV grado de la escuela Salvador Villar Muñoz, Foto: Rosibel Elizondo, Sector Santa RosaPrimer gira de la estudiante Alana Salgado Rojas, estudiante de IV grado de la escuela Salvador Villar Muñoz, Foto: Rosibel Elizondo, Sector Santa Rosa

En su primer gira, Alana demostró un gran interés por aprender a leer la naturaleza a través de sus sentidos, realizando caminatas y disfrutando lindas actividades, pero mostraba cierto temor con algunos organismos que encontrábamos.

Un año después (a sus 11 años), esta niña regresa con más entusiasmo, y con sus ojitos brillantes llenos de deseos de seguir descubriendo y aprendiendo sobre los diferentes procesos que se llevan acabo en los ecosistemas que protege el Área de Conservación Guanacaste (ACG). A Alana, este año le correspondió investigar junto con sus compañeros de grupo el tema de ecosistemas acuáticos, que les permite colectar algunos organismos, estudiarlos y liberarlos. Este contacto es de gran importancia en la parte socio afectiva, ya que al estudiante le permite comprender y valorar las funciones de todo ser vivo en la dinámica de los ecosistemas.

Alana en práctica de ecosistemas acuáticos en el Sector Santa RosaAlana en práctica de ecosistemas acuáticos en el Sector Santa Rosa

Aún le quedan muchos momentos únicos por disfrutar junto con sus compañeros de clase, experiencias que llevará sembradas en su corazón.


“Lo que de niño se aprende de adulto no se olvida”