•  Restauración, conservación y manejo sostenible de manglares de Costa Rica y Benín frente al cambio climático"

    «Proyecto Manglares Costa Rica - Benín»

Los manglares son ecosistemas esenciales a la supervivencia de ciertas especies vivas donde tienen hábitat numerosas especies vegetales y animales amenazadas. Estos entornos son determinantes en la lucha contra el cambio climático. Últimamente, la integración de los humedales costeros y de los manglares en la categoría de los sumideros de carbono azul (carbono fijado en los ecosistemas marinos) ha sido internacionalmente reconocida. 

Desde el 2017 hasta el 2021 se está desarrollando el Proyecto Manglares Costa Rica - Benín; con la coordinación institucional a cargo del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) beneficiario directo del proyecto, respaldado por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE); y bajo la ejecución técnica y el manejo de los fondos a cargo de la Fundación Neotrópica. Dichas instituciones cuentan con el apoyo técnico y científico del Instituto de Ecología, Pesquería y Oceanografía del Golfo de México (EPOMEX) de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), institución que desarrolla el modelo técnico de restauración aplicado en las zonas de impacto del proyecto. 

El fin del proyecto es mejorar la mitigación y la adaptación al cambio climático de los humedales costeros de Costa Rica y de Benín, restaurando manglares, asegurando su manejo sostenible y favoreciendo los intercambios de cooperación sur-sur. 

Así como la transferencia de metodologías participativas de conservación, restauración y educación que permitan mejorar la mitigación y la adaptación al cambio climático en tres sitios de Costa Rica: Humedal Nacional Térraba Sierpe en el Área de Conservación Osa, Cuajiniquil, La Cruz Guanacaste - Área de Conservación Guanacaste y la zona de Chomes en el Humedal Nacional Estero Puntarenas-Área de Conservación Pacífico Central. Contempla además la intervención de dos manglares localizados al sur de Benín, (Ouidah y Grand Popo), asegurando el manejo sostenible. El apoyo para la implementación es financiado por el Fondo Francés para el Medio Ambiente Mundial (FFEM por sus siglas en francés).

Este proyecto cuenta con la asesoría, la transmisión de tecnologías y de competencias desarrolladas en México por la Universidad de Campeche hacia Costa Rica, para la restauración comunitaria del Manglar Bahía Tomas. Este proceso de cooperación, en el que el Área de Conservación Guanacaste asume el liderazgo, fortalece la implementación de políticas públicas de conservación, asocia a la comunidad de Cuajiniquil en un alto nivel de participación y favorece las actividades económicas compatibles con la preservación de los manglares. 

Los ecosistemas de manglares proporcionan numerosos servicios ambientales que son de importancia vital para las poblaciones vecinas, la biodiversidad y el medio ambiente mundial: 

  • Protección de la biodiversidad, de los hábitats y de los paisajes.
  • Protección de los recursos pesqueros (zonas de reproducción) y zona de cosecha de moluscos y crustáceos.
  • Preservación de espacios dedicados al turismo y a la recreación de las poblaciones.
  • Suministro de servicios de regulación tales como:
  • La depuración de agua (diluyen y retienen ciertos contaminadores).
  • La regulación de los flujos de agua.
  • La reducción de la erosión costera.
  • El secuestro de carbono.

En en Manglar Bahía Tomas se trabajó con hombres y mujeres de la comunidad de Cuajiniquil para formar los canales de irrigación que permiten la entrada de agua y restauración del manglar, así como la siembra de las especies de mangle, se decidió establecer 34 parcelas de 18 plantitas cada una de Avicennia germinans y 4 parcelas de 10 plantas de Rhizophora mangle reforestadas para medir crecimiento, así el total de 38 de parcelas que están siendo medidas cada dos meses, y de esas mismas parcelas “fueron tomadas dos parcelas por canal secundario” para ser medidas mensualmente, en total se miden 20 parcelas por mes, 16 de Avicennnia germinans y 4 de Rhizophora mangle.

 

Una noticia positiva es que se han determinado 8 parcelas de regeneración natural de Laguncularia racemosa, la cuales se ven saludables, y esta colonizando diferentes areas del sitio de restauración. También se han monitoreado especies silvestres visitando el sitio.

Manglar Bahía Tomas, Cuajiniquil, La Cruz, Guanacaste, 25 mayo 2020, Foto: Felipe ChavarríaManglar Bahía Tomas, Cuajiniquil, La Cruz, Guanacaste, 25 mayo 2020, Foto: Felipe Chavarría

María Marta Chavarría dice: La Dirección del Area de Conservación Guanacaste, tiene muy claro y está profundamente comprometida con el proyecto; hemos estado pensando seriamente, que en el futuro, y ojalá un futuro muy cercano, podamos establecer un programa de restauración e intervención de manglares, principalmente para enfrentar los problemas que sufren con frecuencia a causa del Cambio Climático.

El seguimiento, la comunicación y la valorización científica asociada a la implementación del proyecto son elementos claves que permiten la restauración de otras zonas de manglares en otros países. 

Instituciones involucradas en la realización de este proyecto.

 Instituciones involucradas en la realización de este proyectoInstituciones involucradas en la realización de este proyecto