El pasado 27 de abril 2022 se recibe, por parte del Programa de Manejo y Conservación de Vida Silvestre del Área de Conservación Guanacaste (ACG), una denuncia sobre la presencia de un cocodrilo (Crocodylus acutus) en la poza del Río Santa Inés en el barrio El Gallo, Liberia, Guanacaste y a su vez se nos indica de la intención de algunos vecinos de capturarlo y matarlo.

Por lo que se procede de forma inmediata a la activación de los funcionarios del Programa de Vida Silvestre y de un funcionario de la Brigada de Control y Aprovechamiento Forestal para atender la denuncia y abordar la situación, posteriormente se unen dos funcionarios adicionales del ACG para colaborar con las acciones. 

Al llegar al sitio de la denuncia, se observa una familia con niños en la poza y animales domésticos en los alrededores (perros y ganado). Nos corroboran la información de la permanencia del reptil en la poza de la comunidad. No se observaron personas con intenciones de cacería. Se les solicita salir del agua y resguardar su integridad física. Los funcionarios logran confirmar la presencia del reptil.

Los vecinos informan que es la primera vez que ellos ven un cocodrilo en esta poza, que nunca antes hubo presencia de este animal en el lugar. Y que sienten preocupación porque es un río que es diariamente visitado para recreación por familias con niños, personas con mascotas y otros visitantes.

Dadas las condiciones del sitio, la visitación diaria de familias al río, el tamaño del cocodrilo y las intenciones de la cacería por vecinos, se decide que es necesaria la traslocación del individuo para asegurar la vida de las personas y del individuo.

Captura de Cocodrilo en poza del Río Santa Inés frecuentada por vecinos de barrio El Gallo, Liberia, Guanacaste, 27 abril 2022, foto: Melissa EspinozaCaptura de Cocodrilo en poza del Río Santa Inés frecuentada por vecinos de barrio El Gallo, Liberia, Guanacaste, 27 abril 2022, foto: Melissa Espinoza

Con el apoyo de dos vecinos de El Gallo que conocían la poza se procede a buscar al cocodrilo en el sitio, con la ayuda de un trasmallo el cocodrilo fue capturado de forma satisfactoria y manipulado de forma correcta para no poner en riesgo la vida del animal ni provocar lesiones en quienes trabajaban en su captura.

El cocodrilo fue medido dando un total de 2.15 metros y fue trasladado en un vehículo del SINAC-ACG a un lugar seguro lejos de las comunidades de Liberia, sitio que contaba con las condiciones idóneas para su sobreviviencia.

Agradecemos a los vecinos de la comunidad de El Gallo quienes colaboraron en la captura de este cocodrilo.

Si en su comunidad tiene interacciones con fauna silvestre puede comunicarse al teléfono 8935-6912 con el Programa de Vida Silvestre.